La importancia de hidratarse mientras hace ejercicio o realiza una competencia

Los electrolitos y líquidos que el organismo necesita para funcionar correctamente se pierden cuando transpiramos. Por lo tanto, para mantener altas las reservas de su cuerpo antes, durante y después de sus ejercicios, le aconsejamos que consuma de vez en cuando pequeños sorbos de agua.

El aspecto más crucial de la nutrición deportiva es sin duda la hidratación. El agua es el nutriente más importante que hay que tener en cuenta mientras se hace ejercicio, ya que constituye el 60% del cuerpo humano y es crucial tanto para mantener un cuerpo sano como para realizar actividad física. El agua es esencial para mantener las células sanas, distribuir los nutrientes por todo el cuerpo y permitir que el cuerpo se enfríe a través de la transpiración.

Tenga en cuenta que debe beber mucha agua antes, durante y después de la carrera. Debe procurar consumir 8 vasos de agua al día, o de 3 a 4 litros si está haciendo ejercicio. Un par de vasos de agua deben tomarse unas dos horas antes del entrenamiento. El purificador de agua de Ecofiltro puede ayudarle a satisfacer esta necesidad, teniendo siempre a la mano agua libre de contaminantes y lista para su consumo. 

El agua es buena para la mayoría de los entrenamientos, pero los entrenamientos más largos o en climas cálidos o húmedos requerirán que reponga los electrolitos perdidos. 

Antes de correr o competir, beba agua

Se recomienda beber un mínimo de ocho vasos de agua al día, sobre todo los días en que tenga previsto entrenar al aire libre. Asegúrese de hidratarse y alimentarse adecuadamente la semana anterior a una gran carrera, si es que la tiene prevista. No empiece a beber más agua de lo normal la noche anterior (o incluso el mismo día).

Mantenerse hidratado cuando se hace ejercicio o se compite

Lleve siempre con usted una botella de agua cuando salga a correr, y beba un sorbo cada 15 o 20 minutos. Además, si tiene la intención de correr durante más de una hora, no dude en llevarse una bebida isotónica con electrolitos (sodio, potasio, etc.). Como alternativa, tenga siempre a la mano algunas monedas por si necesita parar a comprar más agua. 

Después de una carrera, beba agua

Beber agua para reponer los líquidos es una buena idea al final de cada sesión de entrenamiento, ya que le ayudará en la crucial fase de recuperación post-entrenamiento. Una cena nutritiva con una composición equilibrada de proteínas y carbohidratos debe tomarse en la hora siguiente al ejercicio. Consumiendo algunos batidos, licuados o una bebida casera, podrá reponer energías e hidratarse al mismo tiempo.